Brainspotting Granada

Nos gustaría compartir algunos de los muchos casos de éxito de nuestra consulta:

JOSÉ

José me pidió ayuda porque padecía una depresión de muy larga duración que se fue haciendo mucho más severa. Se sentía cada vez más inseguro, sufría insomnio y cada día encontraba más y más difícil hacer frente a ciertas situaciones en su vida. Sentía una angustia casi constantemente como una presión en su pecho, taquicardias y una profunda tensión en la boca del estómago.

Como resultado de las sesiones semanales, durante un periodo de 3 meses, pudo encontrar paz con la relación difícil que tenía con su padre, que fue agresivo con él durante todo su infancia. Con su madre mantuvo una relación sobreprotectora que pudo resolver mediante las sesiones. Además pudo superar un acoso que había recibido recientemente en su trabajo.

Como casi todos nuestros clientes, antes de venir a Consulta no sabía que  la causa de su depresión, ansiedad, inseguridad… estaba en las experiencias adversas de su infancia y de sus antepasados. Después de quedarse en paz con la experiencias adversas comprendió el efecto negativo que han ejercido en el durante toda su vida.

Fue profundamente satisfactorio ver regresar a él la alegría y como después de un par de meses de sesiones entraba radiante a la consulta.

Ahora es una persona maravillosamente relajada y vive con mucha alegría. Cada día se siente más seguro en sí mismo y durante los últimos meses ha comenzado una nueva relación de pareja. Están construyendo una relación fuerte, estable y profundamente satisfactoria..

JULIA

Julia llegó a Consulta con una fuerte ansiedad que le llevó a estar de baja en su trabajo durante una larga temporada. La ansiedad estaba acompañada por varios problemas físicos: tenia migrañas, muy baja energía, dolores fuertes en su cuello, hombros y pecho que le incapacitaban para su vida cotidiana.

Ha sido uno de los procesos más largos que hemos tenido. Durante 4 meses y medio trabajamos con paciencia para superar la larga historia de maltrato que sufrió de niña, además de un accidente de coche casi mortal. También resolvió los largos periodos de acoso que había vivido en su trabajo y una historia familiar complicada de pérdidas, muertes tempranas y dificultades de salud.

En cada paso de su proceso era como si estuviera dejando el pasado allí atrás, en su lugar.

Llegó a poder mirar de frente las experiencias dolorosas de su pasado personal y familiar de una forma tranquila y comprensiva aun cuando antes este impacto emocional había sido terrible para ella.

Esta es una experiencia muy repetida en las vidas de nuestros clientes.

Actualmente le estamos ayudando a construirse una nueva vida llena de intereses y  proyectos que le  inspiran para vivirla con energía y significado.

MARÍA JESÚS

María Jesús nos pidió ayudarle con sus miedos e inseguridades invasivas. Tenía la sensación de que todo el mundo le quería engañar. Viviendo al mismo tiempo una situación familiar muy difícil que incluía el cuidado de sus ancianos padres. Se sentía totalmente incapaz de poder manejar la situación.

En las sesiones era como si visitara de nuevo toda su infancia: la brutalidad de su padre, la enfermedad mental de su madre, las humillaciones continuadas que recibía y el efecto que esto tenía en si misma y en la relación entre ella y sus hermanas. Era un reflejo de una historia familiar de sus antepasados de engaños de tierras, de problemas de herencias y de enfermedades mentales. 

Conforme su cerebro resolvía y soltaba de forma natural estas vivencias pasadas, que a veces ni siquiera recordaba, fueron perdiendo fuerza dentro de ella. Cada día fue llegando a las sesiones con más y más luminosidad, juventud y belleza.  

Como resultado de las sesiones ha comenzado a bailar, ha cambiado de trabajo y ha dejado atrás una relación que era sumamente insatisfactoria. Ha podido resolver la situación con su familia y tiene una gran sensación de libertad para construir una vida feliz.

JUAN

Cuando Juan nos llamó para pedir una cita se describió así: “Estoy en un pozo profundo y oscuro sin poder encontrar una salida”.

En la primera sesión explicó que sufría de varias obsesiones, incluida una obsesión con su expareja. Estaba pasando una profunda depresión y tenía sentimientos de culpabilidad por todas las cosas desagradables y difíciles que le han ocurrido y le están ocurriendo a las personas cercanas a él.

Trabajábamos paso a paso sobre cada uno de estos temas, cada semana durante 2 meses.

Pudo ver con claridad los patrones tóxicos en su relación de pareja anterior y la pudo dejar ir.

Resolvió el maltrato psicológico que le infligió su padre y el comportamiento manipulador y las exigencias de su madre. 

Como resultado de nuestro intenso trabajo llegó a un lugar de paz donde ya puede mirar atrás a su pasado tal y como fue, reconocer qué ocurrió, cómo ocurrió y a la vez sentirse en calma.

Aprendió a sentirse en paz y amoroso consigo mismo, sabiendo que este pasado ya no ejerce poder negativo sobre él.

Ahora tiene un nuevo sentido de alegría en su vida y una libertad para celebrar y disfrutar quién es y vivir su vida plenamente para sí mismo. Ahora ya encuentra relativamente fácil marcar límites con los demás y continuar desarrollando su plenitud.